memoria

-Se lo pregunto por última vez: ¿Qué le dijo a los rusos? ¡Qué maldita información les dio!-
-¡Ninguna señor! -solloza el hombre- ¡Los rusos no me capturaron! ¡Se lo repito, se lo juro por lo que usted quiera!
-¡Ay! ¡Cómo puede ser!– El detective está furioso, así que respira, tratando de calmarse mientras se soba los puños- Comprenda que tenemos los expedientes, las pruebas, los análisis. Sabemos que lo capturaron, pero lo que ahora queremos saber es lo que les dijo a los rusos. ¡Vamos, dígamelo ahora o morirá aquí mismo!
-¡Pero no sé nada! – grita desesperado el acusado- ¡si supiera se los diría sin dudarlo, pero no sé nada porque no recuerdo nada!-
-¡Ajá!- exclama el oficial mientras apunta con la lámpara al acusado- ¡Entonces no dice nada porque no lo recuerda, claro! ¡Los rusos lo capturaron, le sacaron la información y le borraron la memoria!-
-¡No señor! –argumenta el acusado mientras intenta apartarse del foco- ¡Así tampoco fue!-
-¿Y cómo está tan seguro?- inquiere el oficial al tiempo que acerca la lámpara tan cerca del acusado que puede ver cómo la incandescencia de la luz quema sus cejas- ¿Cómo sabe que los rusos no le borraron la memoria?
-¡Porque si me hubieran borrado la memoria, lo recordaría!-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s